Historia de la introducción de los automóviles a Honduras

Historia de la introducción de automóviles a Honduras, fue una época de transformaciones en la sociedad del siglo XX.

Fue en el año de 1905 cuando el empresario suizo Don Julio Villars, arribó a la capital con su automóvil, acompañado del entonces presidente Manuel Bonilla.

Al inicio solo las familias de la oligarquía tuvieron acceso a comprar vehículos.

Historia del primer vehículo en Honduras

Fue un 26 de marzo de 1905, cuando el señor Jules Villars hace historia en Honduras. Cuando ingresa por el Puerto de San Lorenzo y llega hasta Tegucigalpa.

El señor Villars construyo con sus propias manos el auto. Además apoyo nuestro país, Honduras, con la instalación de las primeras líneas telefónicas en Tegucigalpa.

Resultado de imagen de Jules Villars honduras

El automóvil de Honduras «El Compadre»

Tiempo después del suceso con el señor Jules Villars, en Honduras se fabricó un auto totalmente hondureño era llamado El Compadre.

Un auto que se fabricó alrededor de 1970, era fabricación 100% hondureña. El eslogan del auto era «El Compadre», autos por nacionales para el consumo de la nación».

El fin de los fabricantes, era crear un lazo de amigos o familiaridad con los compradores, haciendo sentir que el carro estaba hecha para ellos y que entendía las necesidades del trabajador.

Debido que en Honduras era bastante raro ver automóviles, por el precio de los mismos.

Con el paso de los años la demanda creció gracias al auge en la producción y exportación bananera.

Con la ayuda de General Motos, Honduras decide comenzar la fabricación de un carro fuerte, económico y bueno para el trabajo duro.

Resultado de imagen de auto el compadre honduras genral motor

El motor del auto era de origen ingles, Mitford, una de las únicas piezas que se importaba del auto.

Tenia un costo entre L5,400 a L6,700. En ese entonces era un precio realmente accesible, es así como empresas importantes de Honduras, deciden comprarlos para la distribución de sus productos.

Se estima que para 1980, «Los Compadres» habían logrado vender más de 200 unidades.

Actualmente, solo queda el recuerdo de ellos, se puede encontrar uno en el Museo del Aire en Tegucigalpa.

Otro histórico «Compadre», que aun se conserva en Honduras, es el del Señor Carlos Roque en San Pedro Sula, quien exhibe su auto en shows y eventos importantes de Honduras.

Resultado de imagen de auto el compadre honduras