Honduras Campeón de la Malaria 2011




Honduras Campeón de la Malaria de las Américas de la OPS

El pueblo de Wampusirpi gana el premio Campeón de la Malaria de las Américas 2011 de la Organización Panamericana de la Salud.

Wilberto Montalván, coordinador del programa Nacional de Malaria del Ministerio de Salud de Honduras, frente a un letrero dando la bienvenida al pueblo de Wampusirpi, que acaba de ganar el premio Campeón de la Malaria 2011 de la organización Panamericana de la Salud. (Cortesía Wilberto Montalván)

Ubicado a cerca de 300 kilómetros de la capital, Tegucigalpa, el pueblo de Wampusirpi es una pequeña localidad del Departamento de Gracias a Dios.

Compuesto de 26 aldeas, Wampusirpi tiene una población total de 6.397 personas, la mayoría de ellos miembros de los grupos indígenas Misquitos, Tawahkas, Pech y Ladinos.

A pesar de ser un pueblo pequeño, hay algo de lo cual Wampusirpi puede presumir liderar en Latinoamérica: la lucha contra la malaria.

El pueblo fue nombrado recientemente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como el Campeón de la Malaria de las Américas 2011, que se entrega al programa más exitoso a nivel regional.

Entre junio de 2010 y junio de 2011, el Programa Integrado de Manejo de la Malaria en Wampusirpi redujo los casos de la enfermedad en más de un 80%, de 337 a 60.

En 2010, las autoridades hondureñas reportaron 9.078 casos de malaria a nivel nacional, 12% de ellos del tipo plasmodium falciparum, la forma más agresiva de la enfermedad. En Wampusirpi hubo un total de 2.660 casos del tipo vivax, y 298 de falciparum, según Wilberto Montalván, coordinador del Programa Nacional de Malaria del Ministerio de Salud de este país.

“La situación de la malaria en Wampusirpi era incontrolable”, dice la Dra. Karen Calderón, quien trabaja en el Departamento de Salud de Wampusirpi. “Era un problema de toda la población. Y nuestro personal es muy poco y no daba abasto para controlarla”.

La malaria o paludismo es una enfermedad seria causada por parásitos y transmitida por picaduras de mosquito. El principal vector de la malaria en Honduras en el Anopheles Albimanus. (Cortesía Wilberto Montalván)
La malaria o paludismo es una enfermedad seria causada por parásitos y transmitida por picaduras de mosquito. En América Latina, cerca de 20 millones de personas viven en alguno de los 21 países de alto riesgo de contraer malaria. Entre el 2000 y el 2009, el número de casos en la región cayó en un 52% (de 1.182.866 a 564.451); mientras que la cantidad de muertes por esta causa se redujo 68% (de 354 en 2000 a 118 en 2009), según la OPS.

“Hemos visto una reducción en el número de casos desde el año 2000”, dice el Dr. Keith Carter, consultor regional de malaria de la OPS. “El año pasado tuvimos un poco menos de 600 mil casos en la región, con la mayoría de los casos en Brasil, Colombia, Venezuela y Perú. En Centroamérica tuvimos más o menos 20 mil casos, donde hemos visto una reducción muy marcada en el número de infecciones”.

Junto a Wampusirpi, la OPS también reconoció al programa de Control de la Malaria del estado de Acre, en Brasil, y al Programa Vigilancia Comunitaria de la Malaria mediante Sitios Centinela de Nicaragua.

El premio Campeón de la Malaria de las Américas de la OPS ha sido otorgado desde 2009 a programas en Brasil, Colombia, Nicaragua, Ecuador, México y Surinam.

La clave para el éxito del programa en Wampusirpi, un pueblo remoto, con problemas de infraestructura y que sufre inundaciones frecuentes, es el compromiso de la comunidad, dijo Montalván.

“La alcaldía reunió a cabildo abierto a toda la población, planteándose el problema de la malaria”, dice. “Se planteó la necesidad de hacer un abordaje integral dando las alternativas de control que teníamos. Maestros, alumnos, colaboradores voluntarios, alcaldía municipal, ejército, policía, todos los grupos organizado respondieron a la lucha contra la malaria”.

Autoridades del pueblo de Wampusirpi educana pobladores sobre el riesgo de la malaria. También distribuyeron mosquiteros para cada vivienda. (Cortesía Wilberto Montalván)
Calderón dice que se organizaron cinco brigadas para entregar información puerta a puerta y mosquiteros en cada residencia de Wampusirpi.

“La respuesta fue muy buena”, dice. “Un total de cinco brigadas en grupos de cinco personas visitaron cada una de las viviendas del municipio con el objetivo de brindar educación e instalar mosquiteros impregnados. Hicimos encuesta hemáticas, visitaron las escuelas involucrando maestros y niños, enfocándose también en la eliminación de criaderos”.

Josep Anguila, director de la ONG Pawanka, organización que brinda programas comunitarios en Wampusirpi, dice que se involucró en el programa tras la petición de la OPS y las autoridades locales.

“Las comunidades al vernos involucrados en el proyecto se alegraron por la trayectoria de compromiso y transparencia en nuestras actuaciones anteriores: como en el Huracán Mitch en 1998, emergencias diversas y cooperación en otros proyectos u organizaciones que tienen proyectos en el municipio. Los resultados fueron excelentes”, dice.

La reducción de los casos de malaria instó a las autoridades a aplicar para el premio de la OPS, cuyo resultado fue anunciado a principios de noviembre y que cuenta como premio la conducción de una serie de talleres para mejorar la capacidad de respuesta a la malaria, y US$ 2.500 para financiar el programa.

“El jurado nos dijo que fue muy difícil seleccionar al ganador”, dice Carter. “Pero basado en la información de Wampusirpi, que está en una zona muy apartada con poca infraestructura, ayudó al jurado a decidir reconocer como principal ganador a Honduras”.

Para el futuro, Montalván dice que el pueblo debe mantener los esfuerzos educacionales para los residentes acerca de cómo prevenir la malaria.

“Lo que nos toca ahora es fortalecer más la educación y que la gente continúe dando buen uso al mosquitero”, concluye.

Por Felipe Lagos para Infosurhoy.com—07/12/2011

You must be logged in to post a comment Login