Historia del Desarollo de Honduras – Historia de Standard Fruit de Honduras

Introducción:
Con el único propósito de contribuir a despejar conceptos mal fundados
acerca de lo que fue, ha sido y sigue siendo la Empresa STANDARD FRUIT
DE HONDURAS S.A., dejo constancia de esta secuencia de eventos
pasados.

Espero que sirva a los jóvenes de hoy y a generaciones futuras para
formarse una idea más clara y veraz acerca de algunos hechos que oyen
relatar por personas sin los conocimientos necesarios para darlos a
conocer y mucho menos para juzgarlos.
EL AUTOR

Este libro tiene todos los derechos reservados por el Autor Juan P. Sánchez y es usado con permiso por Honduras.com

Todos los derechos reservados 2010
Favor de no usar ni copiar sin permiso.

This book is copyright the author Juan P. Sanchez and is reprinted here with permission granted to Honduras.com Copyright 2010

Please do not copy or reproduce in any format without permission. All rights reserved 2010

Capitulo I
El Comienzo

Standard Fruit de Honduras, S.A. tuvo sus orígenes a fines del siglo
pasado cuando en un afán de encontrar nuevas fuentes en donde
abastecerse de frutas tales como naranjas y cocos para la venta en los
mercados de la cuidad de Nueva Orleans, el joven Salvador D’Antoni, en
representación de su suegro y socio Joseph Vaccaro, llegó a la Isla de
Roatán, una de las tres islas que conforman el Departamento de Islas
de la Bahía en Honduras.

Además de naranjas y cocos, los cuales encontró en abundancia, el
joven D’Antoni también compró y transportó algunos racimos de bananos
que se vendieron con buenos resultados. Este primer viaje fue en el
mes de Septiembre de 1899 y la embarcación usada fue un pequeño velero
de nombre “Santo Oteri”.

El éxito logrado en la comercialización del banano hizo que los socios
Vaccaro-D’Antoni, buscando una fuente más segura de donde abastecerse
de bananos se trasladaran a tierra firme y ya para el año 1901 se
encontraban instalados en Salado Barra.

Capitulo II
El Ferrocarril Vaccaro

En 1904, uno de los socios Félix Vaccaro, obtuvo una concesión de
parte del Gobierno de Honduras para canalizar la barra del Río Salado
para que pudieran navegar por él embarcaciones pequeñas cargadas de
productos tales como: naranjas, cocos, bananos, zarzaparilla, etc.. La
concesión facultaba a los “Vaccaro Brothers and Company” para que
pudieran cobrar una tarifa a los particulares por hacer uso del paso
por la barra. Así- mismo, dicha Concesión o contrato autorizaba a la
firma de Vaccaro para que pudiera construir un canal que uniera la
barra del Río Salado con la del Río Cuero distante unos 10 Kilómetros.
Este canal aún está en uso casi 90 años después de ser construida.
Además, estaban autorizados para construir un pequeño ferrocarril para
operar un tranvía desde Salado en dirección al Municipio de El
Provenir. Este pequeño ferrocarril fue el comienzo de lo que llegó a
ser la Standard Fruit Company Railroad con más de 450-kilómetros de
extensión y que unía por vía férrera la cuidad de Olanchito, Yoro, con
Tela, Atlántida, más todas las fincas bananeras desde San Lorenzo
cerca del Río San Marcos en Yoro hasta Ceibita en las márgenes del Río
Lean en Atlántida.

En un tiempo el ferrocarril estubo equipado con 30 locomotores de
vapor, y entre otros con más de 600 carros fletaros para transportar
bananos y otros fletes, 22 carros para transportar pasajeros, 13
carros tanque para transportar petróleo y melaza, 59 balasteros y 45
motocarros. A principios de los años 60 todas las locomotoras de
vapor fueron cambiados por máquinas Diesel eléctricas.

Standard Fruit Company mantuvo y operó el ferrocarril de conformidad
con la contrata negociada con el gobierno de Honduras en 1910 y sus
modificaciones hasta 1975 año en que dicho contrato fue derogado
unilateralmente por el gobierno militar presidio por el General Juan
Alberto Melgar (Q.D.D.G). A partir de entonces Standard Fruit operó el
ferrocarril hasta el mes de Enero de 1983 bajo un arreglo de
arrendamiento con el Ferrocarril Nacional de Honduras. Desde esa fecha
el FCN se hizo cargo de operar el ferrocarril que fue de la Standard
Fruit Company.

Capitulo III
Vaccaro Bros. en La Ceiba

Durante varios años la Compania Vaccaro Bros. se dedicaba únicamente a
comprar fruta de productores locales. Fue por exigencias del Mercado,
y a fin de asegurar los volúmenes y la calidad necesarios, que a
finales de la primera década del presente siglo se tomó la decisión
de sembrar y cultivar plantaciones propias. Siempre dándoles a los
productores locales la seguridad de comprarles toda la producción que
reuniera las condiciones requeridas.

A principios del siglo la firma “Vaccaro Bros. and Company” instaló
sus oficinas y talleres en la cuidad de La Ceiba y casi de inmediato
se propuso mejorar el ambiente de la ciudad.

Creó necesario resaltar un hecho que considero como muy importante y
que sin duda alguna, influenció muchísimo en las decisiones que
tomaron los directores de la empresa durante las primeras 6 décadas
del siglo. Este hecho es que los dueños y fundadores de Standard Fruit
de Honduras eran una misma familia (Vaccaro-D’Antoni) quienes hicieron
de Honduras y en especial de La Ceiba, su Segundo hogar. De allí nace
su interés por mejorar el ambiente del lugar donde trabajaban y
convivían. Recordemos que al comienzo del presente siglo La Ceiba se
encontraba aún en pañales y estaba todo por hacerse. Un censo national
tomado a finales del siglo pasado da a La Ceiba una población de 3,362
habitantes. El área poblada llegaba apenas a lo que hoy en día es la
Tercera Calle.

La primera locomotora Hizo su entrada a La Ceiba en 1908 sobre el
ferrocarril Vaccaro y en 1910 se construyó el muelle de altura que por
muchos años sirvió al Puerto de La Ceiba, mantenido y operado por la
Compania hasta que lo tomó la Empresa Nacional Portuaria en 1975.

En 1912 dotó a la cuidad de un sistema de agua potable confiable. En
1917 negoció con la cuidad el subministro de un sistema de alumbrado
público y de energía eléctrica. Tal sistema fue operado y mantenido
por la Compania hasta el año de 1974 cuando fue vendido a la Empresa
Nacional de Energia Eléctrica.

En 1913 fundó en La Ceiba el Banco Atlántida, que Buena falta hacia en
Honduras, puesto que solamente existía un Banco Comercial en la cuidad
de Tegucigalpa.

La aparición en las plantaciones de banano de la peste conocida como
“Mal de Panamá” a mediados de la segunda década del presente siglo,
acabó con muchos de los pequeños productores. La única arma que había
contra dicho mal era total abandono de la plantación y hacer nuevas
siembras en terrenos vírgenes.

A finales de la dicha segunda década Vaccaro Bros. y Cia. Adquirió
mediante compra, nuevas tierras entre el Rio Papaloteca y el Municipio
de Sonaguera, y debidamente autorizados por el Gobierno de Honduras,
cambiaron el rumbo de su ferrocarril en dirección al Valle del Río
Aguan. En esos mismos años forma la Compania “Aguan Valle Company”
pasando al dominio de ésta todas las tierras que poesía en Honduras
así como todas las operaciones agrícolas y concerniente a trabajos de
ingeniarte y construcción, mecánica ferrocarril y vapores. Se nos
escapa mencionar que Vaccaro Bros. y Cia. En sociedad con otros
también montaron y operaron un Ingenio Azucarero en el sector de
Montecristo, Atlántida. Esta empresa se llamó “Honduras Sugar and
Distilling Co.” y funcionó desde 1917 hasta 1931 cuando tuvo que
clausurar debido a la gran depresión financiera que azotó al mundo en
aquellos años.

Capitulo IV
Standard Fruit & Steamship Company

En 1922 Vacarro Bros. y Cia. Se liquidó y en su lugar se constituyó la
Standard Fruit and Steamship Company, Inc. de conformidad con las
leyes del estado de Delaware, U.S.A. y debidamente autorizado para
operar en Honduras siempre con sede en la cuidad de La Ceiba.

En 1924 se inauguro el Hospital Vicente D’Antoni, construido por
Standard Fruit & Steamship Co. y donado a la cuidad de La Ceiba en
memoria del nombre que lleva. Dicho Hospital fué construido siguiendo
las técnicas más modernas de aquel tiempo.

A finales de la década de los años 20 Standard Fruit Company importa y
pone en uso el primer carro bombero para combatir incendios en La
Ceiba los cuales era frecuentes en ese tiempo. Este era manejado por
empleados de la empresa y bomberos voluntarios.

Sería imposible enumerar todos los casos en los cuales la Compania
colaboró con las autoridades locales en obras de beneficio a la
cuidad. Por los años 16 y 17 corrió un ramal de su ferrocarril por la
avenida San Isidro desde la esquina teatro Dorado hasta donde hoy está
la Escuela Morazán. Este era para transportar carros cargados de
balasto para rellenar una parte muy Baja que se llenaba en tiempos de
lluvia y causaba serios problemas en el sector. Una vez hecho el
relleno, se levantó el ramal dejando la Avenida libre para el paso.

Algunas de las obras en las cuales colaboró la Standard Fruit con el
Municipio de La Ceiba fueron:

El financiamiento para la construcción de la Escuela Guadalupe de Quesada;
El financiamiento para la construcción del Cabildo Municipal.
El financiamiento para la construcción de la Escuela de Varones
Fransisco Morazán cuando estuvo en la esquina donde hoy es Pizza Hut.
En 1917 se le pidió que supervisara la construcción del actual
edificio de la Aduana.
Donación a la Municipalidad de todo el sistema de agua potable por
gravedad que utilizó por muchos años la Empresa.
Desarrollo de la Colonia “El Naranjal” (Primera en su clase en cuanto
a su urbanización ya que cuenta con calles pavimentadas, alumbrado
público, servicios de agua potable y de aguas negras, etc., etc.)
La Iglesia San Isidro fue construida Y amueblada por Standard Fruit
Co. y donada en 1954 a la comunidad ceibeña junto con el terreno en
donde se encuentra ubicada.
Standard Fuit ha hecho varias donaciones de terrenos para beneficio público:

ESTADIO CEIBEÑO 4HAS. NOV.’54

AEROPUERTO
GOLOSON 93HAS. DIC.’62

CURLA 90HAS. 1968

COOP. “EL SAUCE” 93HAS. ABRIL ‘65

F.F.A.A.(2 LOTES) 125HAS. JUNIO ‘79

F.A.H.(BASE AEREA) 27HAS. MAYO ‘73

CORP. MUNICIPAL
(COLONIA SUYAPA) 39HAS. AGOSTO ‘78

CORP. MUNICIPAL
(ARMENIA BONITO) 70HAS. FEB. ‘75

JARDIN OLIMPICO 18.40HAS. OCT. ‘75

INFOP 3HAS ABRIL ‘78

FUSEP, Colonia de los Périodistas, Jardín Botánico (Colonia “El
Naranjal”), Lote para el Cementerio, Colonia de Los Locutores, Colonia
de Los Pescadores, Mercado San José y otros más que por ahora se me
escapan.

Todos estos terrenos donados se encuentran dentro del radio urbano de
La Ceiba. Fueron Adquiridos por Standard Fruit Company por compras
hechas a particulares con Escritura Pública, y su donación consta
asimismo en Escritura Pública.

Capitulo V
Educación

La compania Vaccaro Bros. primero y la Standard Fruit Company después,
siempre demonstrator su interés por ampliar las facilidades para la
educacion de los habitantes de La Ceiba y sus alrededores.

Mucho antes de que se lo exigiera la ley, la Empresa tenía escuelas
operadas y mantenidas por ella en casi todos sus centros de trabajo
rurales. En el mismo ramo de la educacion también podemos señalarles
lo siguiente:

1) El Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA) está
en La Ceiba debido en gran parte a que Standard Fruit tuvo a bien
donar las tierras en donde está ubicado y además ha hecho y continúa
haciendo otras aportaciones a dicho Centro.

2) La Escuela de Enfermeria “Mauricio Campagna” con que cuenta el
CURLA, fué fundada por el Hospital Vicente D’Antoni, la Congregación
de las Hermanas de la Merced y Standard Fruit Company.

3) El instituto María Regina se encuentra ubicado en un terreno donado
por Standard Fruit y su edificio principal formó parte de esa donación
que se hizo en 1957.

4) El Instituto Departamental Manuel Bonilla se encuentra en un
terreno amplio donado por la Cooperativa El Sauce, quien pudo hacerlo
gracias a que Standard Fruit le pagó a la Cooperativa el valor del
predio.

5) La Standard Fruit Company inició hace varios años un programa de
becas paraestimular a la juventud en sus estudios. Hoy en día el
programa es el siguiente:

A- SECUNDARIA
30 Becas de Lps.200.00 mensuales cada una

B- UNIVERSIDADES NACIONALES
23 Becas de Lps.500.00 mensuales cada una

C- UNIVERSIDADES EN EL EXTRANJERO
10 Becas pagadas en dólares

La Escuela “Mazapan” fué fundada por la empresa en 1927 y estaba
localizada en parte del terreno en donde hoy se encuentra el
Supermercado Ceibeño No.1. Comenzó únicamente con los grados de
primaria en el idioma inglés. Hoy es una escuela bilingue de primaria
y secondaria reconocida por el Ministerio de Educacion y extiende
títulos de Bachillerato y de High school y se le considera como una de
las mejores.

La Empresa mantuvo por varios años un programa de aprendizaje en el
cual se formaron: carpinteros, ebanistas, torneros, mecánicos,
pintores, etc., etc. Estos aprendían sus oficios en los talleres de
Standard Fruit Co. aquí en La Ceiba.

Capitulo V
Educación

La compania Vaccaro Bros. primero y la Standard Fruit Company después,
siempre demonstrator su interés por ampliar las facilidades para la
educacion de los habitantes de La Ceiba y sus alrededores.

Mucho antes de que se lo exigiera la ley, la Empresa tenía escuelas
operadas y mantenidas por ella en casi todos sus centros de trabajo
rurales. En el mismo ramo de la educacion también podemos señalarles
lo siguiente:

1) El Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA) está
en La Ceiba debido en gran parte a que Standard Fruit tuvo a bien
donar las tierras en donde está ubicado y además ha hecho y continúa
haciendo otras aportaciones a dicho Centro.

2) La Escuela de Enfermeria “Mauricio Campagna” con que cuenta el
CURLA, fué fundada por el Hospital Vicente D’Antoni, la Congregación
de las Hermanas de la Merced y Standard Fruit Company.

3) El instituto María Regina se encuentra ubicado en un terreno donado
por Standard Fruit y su edificio principal formó parte de esa donación
que se hizo en 1957.

4) El Instituto Departamental Manuel Bonilla se encuentra en un
terreno amplio donado por la Cooperativa El Sauce, quien pudo hacerlo
gracias a que Standard Fruit le pagó a la Cooperativa el valor del
predio.

5) La Standard Fruit Company inició hace varios años un programa de
becas paraestimular a la juventud en sus estudios. Hoy en día el
programa es el siguiente:

A- SECUNDARIA
30 Becas de Lps.200.00 mensuales cada una

B- UNIVERSIDADES NACIONALES
23 Becas de Lps.500.00 mensuales cada una

C- UNIVERSIDADES EN EL EXTRANJERO
10 Becas pagadas en dólares

La Escuela “Mazapan” fué fundada por la empresa en 1927 y estaba
localizada en parte del terreno en donde hoy se encuentra el
Supermercado Ceibeño No.1. Comenzó únicamente con los grados de
primaria en el idioma inglés. Hoy es una escuela bilingue de primaria
y secondaria reconocida por el Ministerio de Educacion y extiende
títulos de Bachillerato y de High school y se le considera como una de
las mejores.

La Empresa mantuvo por varios años un programa de aprendizaje en el
cual se formaron: carpinteros, ebanistas, torneros, mecánicos,
pintores, etc., etc. Estos aprendían sus oficios en los talleres de
Standard Fruit Co. aquí en La Ceiba.

Capitulo VI
Ramo de Salud

En 1913, Vaccaro Bros. construyó y puso a funcionar el Hospital
Vaccaro, en donde eran atendidos los trabajadores de la Empresa y
demás enfermos que buscaban sus servicios. Dicho hospital estuvo
prestando servicios médicos a la comunidad de La Ceiba desde 1913
hasta 1925 cuando fué clausurado debido a que Standard Fruit hizo
arreglos con el recién construido Hospital Vicente D’Antoni y donó
todos los instrumentos médicos con que contaba en ese centro al Nuevo
hospital.

La idea de dotar a La Ceiba de un moderno hospital nació al principio
de la década de los años 20, así:

Después de la muerte del Sr. Vicente D’Antoni, quien fué gerente de la
empresa, la Compania Vaccaro Brothers quiso perpetual su memoria con
alguna obra para La Ceiba. Hubo varias sugerencias, entre ellas, la
construcción de una escuela, un parque, etc. El Abogado de la Compania
en Tegucigalpa, Lic. Don Ruben R. Barrientos, sugirió que la major
obra sería la construcción y donación de un hospital que podia
llamarse “Hospital Vicente D’Antoni” en memoria del ilustre y querido
amigo de La Ceiba. Aceptada la idea por Vaccaro Brothers y Compania,
comenzaron las gestiones y trabajos para la construcción del hospital.
Al efecto, en la casa de habitación que fué de don Carmelo D’Antoni,
se reunían los señores don John Miceli, General don Juan Rius Rivera,
Dr. Francisco A. Matute, don Juan F. Carias, don Eduardo Viada, don
Mauricio Laffite, Dr. Alejandro Cardinali, Lic. Julian Fiallos Diaz,
don John Montelepre, don Amadeo Levi, y don Ernesto Castillo, con el
objetivo de cambiar impresiones relacionadas con la obra en proyecto.
Después de varias reuniones se constituyeron los señores arriba
citados en Junta Directiva Provicional, con el deseo de que tal
Institución reuniera todos los requisitos legales, y para los efectos
de que fuera reconocida su Personalidad Juridical y aprobados sus
estatutos. La Junta Directiva Provisional quedó integrada en la forma
siguiente.:

Presidente Gral. Juan Rius Rivera
Vice-Presidente Lic. Julián Fiallos Díaz
Vocales 1. Dr. Francisco A. Matute
2. Don Juan F. Carias
3. Don Félix Lloveras
4. Don Adolfo Laffite
5. Lic. Luis Blanco
6. Don Francisco E. Castillo
Suplentes 1. Don Biaggio D’Antoni
2. Don Pedro Bacussi
3. Don Harry D. Scott
4. Don Miguel D. Gasteazoro
5. Don Jerónimo Méndez
6. Líc. Simón Reyes J.

Aceptaron sus nombramientos, tomaron posesión de sus cargos y
nombraron como secretario de dicha Junta a don Antonio Gonzáles Rosa.
Acto seguido se acordó facular al Lic. Rubén R. Barrientos para
gestionar ante el Poder Ejecutivo a fin de que la nueva institución
fuese reconocida como Persona Juridical y aprobados sus estatutos.

En sesión celebrada por la Junta Directiva Provisional el 16 de
Diciembre de 1923, el Presidente, Gral. Don Juan Rius Rivera, informó
“que de conformidad con el Acuerdo Gubernativo No.876 fecha 11 del mes
en curso, fué reconocida la Institución denominada “Hospital Vicente
D’Antoni” por Persona Juridical y fueron también aprobados sus
estatutos.

Con fecha 1 de Enero de 1924 tomó posesión la Junta Directiva en
Propiedad del Hospital Vicente D’Antoni, integrada en la forma
siguiente.:

Presidente Gral. Juan Rius Rivera
Vice-Presidente Lic. Julián Fiallos Díaz
Vocal 1 Don Francisco A. Matute
Vocal 2 Don Félix J. Lloveras
Vocal 3 Don Eduardo Viada
Vocal 4 Don Francisco Cruz Cáceres
Vocal 5 Lic. Ramón Alcerro Castro
Vocal 6 Don Lorenzo Castillo
Suplentes 1. Don Juan F. Carías
2.Don Adolfo Laffite
3. Don Jerónimo Méndez
4. Salomón Sosa
5. Don Ramón Romero
6. Don Mónico Zelaya
Secretario Don Antonio Gonzáles Rosa

La donación del Hospital Vicente D’Antoni se hizo en esta cuidad a los
9 días del mes de Enero 1924, en escritura pública authorizada por el
Abogado y Notario don Julián Fiallos Díaz. La inaguración del Hospital
se efectuó el dia 3 fe Febrero de ese mismo año.

En combinación con el Hospital D’Antoni la Standard Fruit Co. inició y
mantuvo por varios años los siguientes programas de Salud Pública en
sus centros de trabajo.

A- control de focus de malaria,

B- control de parásitos intestinales,

C- control de tuberculosis pulmonar,

D- Fuentes de agua potable.

Capitulo VII
Mas sobre Tierras

Un hecho poco conocido es la entrega de tierras al gobierno de
Honduras por parte de la compania. Según la contrata de 1910 el
gobierno cedía a la compania el uso y goce de 250 hectáreas de terreno
por cada kilómetro de ferrocarril construido. Estos eran cedidos en
forma de lotes alternos próximos al mismo ferrocarril.

También la empresa adquirió terrenos mediantes compras hechas a
terratenientes a través de varios años. Mediante negociaciones con el
gobierno en distintas oportunidades, la compania acordó entregar al
Estado de Honduras más de 50 mil hectáreas de tierras, unas adquiridas
mediante la contrata ferrocarrilera y otras por compras hechas a
particulares. Estas entregas se hicieron antes de 1955.

Además de lo anterior y a través de negociaciones con el Instituto de
Reforma Agraria, Standard Fruit Company cedió sin costo a ese
Instituto 70,000 acres de terrenos sumados a los 57,000 acres
expropiados en Isletas sumaban 127,000 acres de tierras cedidas a
Honduras entre 1976 y 1981 fecha ésta última en que fueron firmados
los documentos del caso.

Capitulo VIII
Algunos Problemas

A mediados de los años 30 hizo su aparición una nueva peste del banano
conocida como SIGATOKA. Para combatir esta enfermedad se hizo
necesario hacer Fuertes inverciones de dinero para instalar sistemas
de bombeo de alta presión para la aplicación de Caldo Bordales a las
hojas de las matas de las plantaciones de banano. Esto vino a dar el
tiro de gracia a los pequeños productores de banano por falta de
recursos para combatir esta nueva enfermedad.

Durante los años 30 y 40 se continuaron los experimentos en busca de
una cura para el “Mal de Panama” (Fusariam Wilt) sin lograrlo. Ya en
la década de los años 50 se tomó la decisión de convertir todas las
plantaciones de la empresa de la variedad de banano conocida como
“Gros. Michel” a la variedad “Cavendish” la cual es residente al “Mal
de Panama”. Esta nueva variedad era más susceptible a los golpes y a
las magulladuras al ser embarcada en forma de racismos. Además al
madurarse en el racimo los dedos se desprendian del tallo antes de
estar en su punto. Se hacia necesario encontrar la forma de manejar la
fruta para evitable mal trato y hacerla llegar al consumidor en forma
apetitosa.

Standard Fruit Company encontró la solución a los problemas
mencionados empacando los bananos en cajas de cartón en las propias
fincas en donde se cosechaban. Este hecho fué un cambio mayúsculo en
la industria y se hizo necesario trasladar a Honduras industrias como
la manufactura de cajas de cartón y bolsas de polietileno. La mano de
obra para esto y para el empaque de los bananos fue otro logro
importante para el país.

Standard Fruit Company fue la primera en hacer el total de sus
embarques de bananos en caja y fue al principio de los años 60 que se
embarcó el ultimo racimo de bananos en forma tal.

Capitulo IX
Nace el Movimiento Sindical

En el mes de Mayo de 1954 estalló la gran huelga de los trabajadores
bananeros. Los empleados de Standard Fruit estuvieron en huelga
durante 2 ½ semanas. Los de la Tela R.R. Co. (United Fruit)
permanecieron en huelga durante casi 3 meses. A raiz de esta huelga
nació el movimiento sindical de los obreros en Honduras obligando a
las companias bananeras a negociar contratos colectivos de trabajo y a
la vez obligóndolos a buscar formas más eficientes de llevar a cabo
las operaciones necesarias para producir, cosechar, empacar y
transportar bananos.

Capitulo X
Standard Fruit forma parte de Castle & Cooke

En la década de los años 60 aconteció otro hecho digno de mencionar,
cuyos efectos se dejaron sentir casi de inmediato. La Empresa Standard
Fruit Company desde su inicio perteneció, por decir asi, a sus
fundadores la familia Vaccaro D’Antoni. En 1965 la empresa Castle &
Cooke Inc., después de formalizar arreglos satisfactorios con la
familia adquirio el control de Standard Fruit Company y ésta paso a
ser una subsidiaria de C&C cuya sede es en las Islas de Hawaii.

Castle & Cooke Inc. es también la dueña de DOLE, empresa que ha estado
en el negocio de producir y enlatar piñas desde el siglo pasado.

Standard Fruit Company continuó operando bajo ese nombre aún habiendo
sido comprada por Castle & Cooke Inc., y los trabajos en Honduras
continuaron desarrollándose en forma normal.

En 1966 se tomó la decisión de implementar un programa de plantadores
de banano independientes. Este se desarrolló con tan buen suceso que
ya para 1972 habian más de 9,000 acres de plantaciones de Productores
Independientes bajo contrato con Standard Fruit.

En el año 1969 y después de algunos años de estar experimentando con
el cultivo de piñas para la exportación la Standard Fruit Company se
decide a sembrar plantaciones de piñas en el sector de Montecristo en
escala comercial. Hoy se considera como un éxito y hay alerededor de
5,000 acres netos cultivados.

Capitulo XI
La Década de los Años 70

La década de los años 70 trajo cambios trancedentales.

1974 (Enero-Abril) Honduras ingresa a la UPEB y constituye la
Corporación Hondureña del Banano (COHBANA). Se fija un impuesto de
exportación al banano de 50 centavos de dólar por cada caja de 40
libras netas.
1974 (Septiembre) Huracán Fifí arrasó con las plantaciones de Standard
Fruit en el distrito de Isleta.
1975 (Abril) El Instituto Nacional Agrario expropia las tierras y las
plantaciones de Isletas debido a que Standard Fruit decide no
rehabilitar las plantaciones de banano.
1975 (Mayo) Se constituye la Empresa Asociativa Campesina de Isletas
para rehabilitar las plantaciones de bananos con la asesoria de
COHBANA.
1975 (Septiembre) El gobierno military deroga los Contratos vigentes
con las Empresas bananeras y éstas hacen arreglos con el Ferrocarril
Nacional de Honduras para continuar operando los ferrocarriles.

En 1978 la Standard fruit logró una produccion Promedio de 4,000 cajas
de 40 libras netas de bananos por hectárea cultivada de sus propias
fincas. Algo nunca visto antes ni después.

La década de los años 80 pasó sin más que una merma considerable en la
produccion por hectárea cultivada. Para fines de la década se tomaron
medidas para aumentar las áreas sembradas y cultivates de banano por
la misma Standard y fue así que se negoció y compró las fincas de la
EACI y otras tierras aptas para tal propósito.

Capitulo XII
Aparece Standard Fruit de Honduras S.A.

En 1990 los Directores de la Empresa vieron la necesidad de un mayor
control de sus operaciones y por lo tanto constituir la Empresa
Standard Fruit de Honduras S.A. y desde entonces ésta es la que opera
en Honduras en lugar de Standard Fruit Company.

Pese a todo lo anterior, siempre hay quien diga que la Standard Fruit
de Honduras S.A. es una transnacional más a quien solo le interesa
sacar utilidades de Honduras. Yo sigo creyendo que aunque es verdad
que no es una Empresa dedicada unicamente a la filantropía si ha
demostrado de sobra que tiene una marcada conciencia social.

Capitulo XIII
Comentarios Finales

Sostengo que hombres como los fundadores de la Standard Fruit de
Honduras, S.A. merecen el calificativo de GRANDES, pues tal como lo
expone el poeta Longfellow en “Un Salmo a la Vida”:

“Vidas de grandes hombres nos recuerdan,
Podemos hacer nuestras vidas sublimes,
Y, al partir, dejar tras de nosotros
Huellas en las arenas del tiempo…”

Ellos dejaron tras de si no sólo sus huellas sino también todo un
sistema de vida nueva con: Escuelas, hospitales, ferrocarriles,
plantas electricas, agua potable, alcantarillados sanitarios,
comunicación por radio y teléfono; además de un considerable número de
personas entrenadas para operar y mantener tales facilidades. Estaban
mas que dispuestos a compartir sus conocimientos, aunque el logro de
utilidades comerciales fue, sin lugar a dudas, su principal
motivación.

La historia de la Standard Fruit de Honduras S.A., no es simplemente
una llena de éxitos desde sus comienzos; es mucho mas que eso. Es una
historia de sueños y ambiciones, de lucha y desesperación, de
malosentendidos y hasta de odios, de pruebas y de fallas; todo contra
un transfondo de humedad excesiva, calor, pesadillas, lluvias
torrenciales, huracanes y la asesina fiebre amarilla, la disenteria y
la malaria. También es la historia de mejoras debidas a la
experiencia; es una odisea de hombres Fuertes, grandes en sus aportes
a la comunidad.

Juan P. Sanchez

Todos los derechos reservados Honduras.com

Compárte con tus amigos

Búsque

 

You must be logged in to post a comment Login